Menú

EE.UU. se obstina en destruir a la Revolución Bolivariana

Estamos a menos de 48 horas de la nueva juramentación del presidente venezolano, Nicolás Maduro, y la reacción internacional mueve todas sus fichas para impedirlo. La presencia el pasado 22 de diciembre de 2 buques de investigación petrolera de la Exon Mobil en aguas jurisdiccionales venezolanas, autorizados por Guyana, son parte de las acciones de Washington para enemistar a Caracas con su vecino guyanés, echando más combustible al fuego con el que quieren incendiar a Venezuela.

La vicepresidenta Delcy Rodríguez presentó pruebas sobre la violación de las aguas venezolanas, mientras minutos después las fuerzas armadas bolivarianas ratificaron su apoyo al mandatario constitucional y el rechazo a todo injerencia exterior.

EE.UU. ha activado métodos de presión contra la Revolución Bolivariana

Tras la reelección de Maduro como presidente en los últimos comicios, Washington ha activado numerosos resortes en contra éste a quien llaman “dictador”, a pesar de que en su primer quinquenio de gobierno, se ha sometido a 9 elecciones. Así el segundo de la Casa Blanca, Mike Pens, y otros altos cargos estadounidenses, han recorrido el sur de nuestro continente buscando consenso para agredir a Venezuela por diferentes vías.

El Grupo de Lima es una punta de lanza contra el pueblo venezolano

El llamado “Grupo de Lima” ha sido uno de sus instrumentos principales. Desde la presencia de tropas estadounidenses en Colombia, Guyana y las islas de Aruba, Bonaire y Curazao, en un posible operativo militar y el magnicidio tras el fracaso de las violentas guarimbas, hasta el desabastecimiento económico. Se aplica la fórmula: “te hago la vida imposible, obligo a tu gente a emigrar, los recibo con supuestos brazos abiertos y luego te invado humanitariamente porque tienes un mal gobierno.

Pero, los venezolanos no han caído en la trampa y siguen adelante.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *