Menú

EE.UU. desempolva la Ley Helms-Burton

EE.UU. desempolva la Ley Helms-Burton

Imagine usted que mañana aparezca una demanda de la famosa Paris Hilton contra el gobierno cubano por la nacionalización del hotel de su bisabuleo, el céntrico Habana Libre, hoy Tryp de la cadena Meliá y ayer Hilton, del empresario norteamericano pariente de la modelo.

Fuera perfectamente posible ese y otros centenares de reclamos, incluso miles si se suman los de compañías e individuos, si los ruidos que vienen sonando amenazantes en las últimas horas se vuelven hechos reales y el Departamento de Estado de Estados Unidos decide aplicar el título III de la Ley Helms-Burton, jamás aplicado desde su fundación misma hace más de 20 años, pues escribirlo y congelarlo fue la misma cosa.

¿Por qué saco el tema a relucir? Ya habrá visto las noticias este miércoles y conocido del rechazo cubano a una nueva medida del gobierno de Estados Unidos contra Cuba. Le propongo entender un poco qué está sucediendo.

Se desempolva la Ley Helms-Burton, conocida así por los apellidos de los legisladores que le dieron vida pero que se denomina realmente «Ley para la libertad y la solidaridad democrática cubana».

En otras palabras, este es el mecanismo legal que internacionaliza el bloqueo de Washington hacia La Habana, el que pone en vigor la tantas veces mentada «extraterritorialidad», que son las limitaciones que tienen terceros países para el comercio con Cuba.

Aquí entra la persecución financiera, la negativa de créditos y ayuda para el desarrollo, y por supuesto, la inversión en propiedades estatales cubanas.

La legislación se aplica desde su surgimiento en 1996, excepto su acápite III, referido al establecimiento de represalias legales, o sea, castigos, para todo aquel que haga negocios con empresas o propiedades de cualquier índole nacionalizadas después de 1950 por el gobierno de la isla y que antes pertenecieron a estadounidenses.

La moratoria a tal título obedece a que sería un verdadero caos comercial, no podrían los canadienses invertir en el petróleo cubano, las cadenas españolas en la industria hotelera y hasta algún descendiente de los propietarios de las vistosas casas de Miramar podría aprovechar el río revuelto para armar un pleito judicial.

Si eso sucede, si Estados Unidos decide aplicar la Ley Helms-Burton en toda su extensión, por ahora estudia hacerlo, y para ello ha achicado la suspensión de la aplicación del título III de 6 meses a 45 días, obviamente el bloqueo se estaría recrudeciendo, como lo denuncia la parte cubana, pero sobre todo, levantaría una enorme agitación en la comunidad internacional que vería mucho más afectadas sus relaciones con Cuba, un verdadero torbellino para todos.

Por ahora es una amenaza, como todas las que han venido a cuenta gotas desde que asumió Donald Trump, y que tiene como caras visibles al asesor de seguridad nacional, John Bolton, y al consejero estrella del magnate, el anticubanísimo Marco Rubio.

Vale recordarle a toda la cúpula estadounidense que el acto de nacionalizar es perfectamente legal, amparado por el derecho internacional siempre que se responda a los códigos establecidos.

Los pueblos tienen derecho a disponer libremente de sus bienes y riquezas, a colectivizarlas si lo entiende provechoso.

En el caso cubano, además de apegarse a tales fines, la nacionalización fue también una respuesta a agresiones comerciales del vecino, molesto por la llegada de los barbudos.

¿Qué debió haber indemnizaciones? Es cierto. El gobierno cubano ha expresado en más de una ocasión que no elude sus responsabilidades al respecto, de hecho, ha resarcido sus compromisos de compensación con otros países excepto con Estados Unidos que se negó a negociar siempre, y sigue siendo uno de los tantos tópicos engavetados en el necesario diálogo político bilateral que Washington no termina de encarar.

Claro, que aquí hay un detalle no menor: Cuba le debe a Estados Unidos, y Estados Unidos le debe a Cuba, cada año se divulga la cifra millonaria que representan las pérdidas por la aplicación del bloqueo.

Sobre ello hay que hablar, reposadamente, entre iguales pero la tormentosa y cuasi nula relación impide todo avance.

Insisto, se impone el diálogo y la búsqueda de acuerdos, que evidentemente no es la opción de los hoy sentados en la Casa Blanca y el Capitolio norteamericano.

Ellos prefieren el «chantaje y el ataque brutal», como diría el canciller cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez en su cuenta de twitter.

Seguir apretando la tuerca y mientras, distrayendo con su actitud hostil hacia La Habana, a la opinión pública mundial del reverbero que el señor Trump tiene en casa.

1 comentario

  1. ROSARIO MARIA CRUZ MATOS

    Si el título III se aplicara como establece esta ley y amenaza el anuncio del Departamento de Estado, cualquier cubano y cada comunidad del país verían cómo se presentan ante tribunales de Estados Unidos demandas por la propiedad de la vivienda que ocupan, el centro de trabajo donde laboran, la escuela a la que asisten sus hijos, el policlínico donde reciben atención médica, los terrenos sobre los que se edifican sus barrios; y podrán constatar la pretensión de usurparnos a los cubanos la riqueza del país, la infraestructura, las tierras cultivables, las industrias, los recursos mineros, el potencial energético y las bases sobre las que se desarrollan la ciencia y la tecnología y se prestan los servicios a la población.
    Todos deberíamos recordar los aberrantes contenidos del Plan Bush que describe e instrumenta detalladamente la forma en que las familias cubanas y el país serían despojados prácticamente de todo. Lo impactante de este articulos es que nuestro propio TRIBUNAL PROVINCIAL LE ACABA DE DAR, EL DERECHO A LA CONVIVENCIA A LA ABUELA DE MI HIJO ANGELA NANCY CARTAYA CAPOTE DE SU ANTIGUA VIVIENDA DESPUES DE HABER ECHO NEGATIVA DE REGRESO DESDE EL 1 DE MAYO 2006, POR MAL TRABAJO DE VIVIENDA LA PARTE QUE LE PERTENECIA A ELLA DE DICHA VIVIENDA NO SE CONFISCO O NO APARECE EL DOCUMENTO QUE ASI LO ACREDITE Y POR LO CUAL EL CUBANO DE A PIE PAGA EL MAL TRABAJO DE OTROS , ADEMAS ESTA PERSONA ES CIUDADAD AMERICANA CON BASTANTE ORGULLO, SU REPATRIACIONEN EL 2016 LA TUVO QUE SOLICITAR PARA OTRA VIVIENDA YA QUE LA QUE ELLA ESTA RECLAMANDO PROVOCANDOLE DAÑOS PSIQUICO Y ECONOMICOS A SU PROPIO NIETO NO RESIDIA NADIE LEGALMENTE DESDE SEPTIEMBRE 2014 QUE FALLECE EL PADRE DE MI HIJO Y ULTIMO CON DIRECCION LEGAL HASTA ESE MOMENTO EN DICHA VIVIENDA.SENTENCIA 235 EXP 389 2017.ROSARIO MARIA CRUZ MATOS 67100701111 ,HIJO ARIAN PAZ CRUZ 94042528408

    Responder

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *