Edición 58 del campeonato cubano de béisbol

El campeonato cubano de béisbol en su edición 58 mira hoy la primera mitad de su etapa clasificatoria desde el retrovisor, con las novenas de Villa Clara y Ciego de Ávila empeñadas en recuperar el rumbo ganador.
Los Azucareros del centro (récord de 15-7) y los Tigres (16-8) coleccionan en sus respectivas vitrinas cinco y dos títulos del pasatiempo nacional, y hace un año fueron los grandes ausentes en el selecto grupo de seis que pasó a la segunda ronda.

En esta ocasión mantienen una férrea pulseada por la punta de la tabla y por lo que han demostrado sobre la tribuna del diamante tendrían que entrar en crisis para que no se cumplieran los sueños de sus mentores, el debutante Eduardo Paret en el puesto de mando de los dulces y el experimentado Roger Machado, timonel de los felinos.

Si estas dos escuadras presentan firmes candidaturas clasificatorias, existe un trío que representa la cara distinta de la moneda.

Granma, campeón de los dos torneos precedentes, vivió en la mitad inicial una pesadilla de resultados que los hace depender de un repunte depredador si quiere volver a probar las mieles del triunfo, y una cuota extra de optimismo.

Su director Carlos Martí, quien también ejerce al frente de la selección cubana absoluta, reseñó este lunes al semanario Trabajadores la plaga de lesiones que lastra el juego de los Alazanes desde que se dio la voz de ÂíA jugar!, y negó la intención de tirar la toalla.

A las ausencias de dos abridores y dos jardineros titulares se añade el hecho de carecer del mejor iniciador de la liga en las últimas campañas, el derecho Lázaro Blanco, quien milita aún en la Liga Canadiense-Americana.

Aunque exhiben foja alentadora de 5-5 en sus últimas 10 presentaciones, los potros del sudeste oriental ocupan el lugar 12, a seis juegos de los líderes, por lo ya es el momento de que griten el consabido ÂíAtaja!

Pero mucho peor les va a dos habitantes del mejor sexteto de la campaña anterior. Pinar del Río por esta fecha dominaba la tabla de posiciones y este lunes amaneció penúltimo (7-15), a ocho juegos de la vanguardia.

Y Matanzas, el equipo más estable de la década con su casi sempiterna presencia en el podio aunque sin amarrar el título, cierra la lista de los 16 concursantes (6-17), a nueve y medio. Terapia intensiva.

Entre las notas más agradables del campeonato figuran los desempeños de Artemisa y Holguín, más el intento de un histórico, Santiago de Cuba, por recuperar terreno perdido.

Los Cazadores de Artemisa culminaron la primera fase en el podio provisional (15-9) a una sola rayita de los punteros, merced a sus siete triunfos en la última decena de compromisos.

Holguín comenzó muy mal, pero su repunte linda con la brillantez, protagoniza el mejor momento en el últimos segmento (8-2), y su sexto escaño (13-10) es buena razón para soñar con reeditar la actuación de hace dos años cuando llegó al concurso exclusivo para seis.

Las Avispas santiagueras, aunque frenadas en seca y en casa por los Cazadores, también atraviesan por un buen tramo de la competencia (7-3), que tiene instalada a la escuadra en un meritorio quinto puesto (13-10).

Una novedad de las series de fin de semana resultó la ausencia de barridas

En cuanto a individualidades el veterano lanzador Maikel Folch aportó este domingo su cuarta victoria (sin derrota) a la causa de los Tigres y va camino de hacerse merecedor del lauro del Regreso del Año.

El cerrador holguinero Wilson Paredes también presenta insólito performance pata unode sus características, cuatro ganadossinla sonbra de un fracaso.

Entre los lanzadores lideran igualmente Héctor Ponce (Industriales) con cinco rescates y el internacional zurdo Yoanni Yera (Matanzas), quien como es habitual ya recetó más ponches que ningún otro (46).

El promedio de efectividad es cosa de Alberto Pablo Civil (Las Tunas), quien permite apenas una carrera cada nueve entradas.

La ofensiva tiene entre sus mejores exponentes al zurdo industrialista Stayler Hernández, dueño del mejor promedio (.480) y la máxima cantidad de carreras impulsadas (31), en tanto el receptor del equipo nacional Yosvani Alarcón (Las Tunas) comanda los jonroneros con ocho, misma cifra que distingue al líder en bases robadas, Denis Laza (Mayabeque), según informó Prensa Latina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *