Menú

Detección de ondas gravitacionales, entre los hallazgos del 2017

Detección de ondas gravitacionales, entre los hallazgos del 2017
La detección de ondas gravitacionales, predichas por el científico alemán Albert Einstein (1879-1955) en su Teoría de la Relatividad, encabeza la lista de los 10 descubrimientos más importantes del 2017, que publica hoy la revista Science.

Su localización, procedente de la fusión de dos estrellas de neutrones, condujo a una nueva era en la Astrofísica, según investigadores.

La prestigiosa publicación ubica en segundo lugar el descubrimiento de una nueva especie de orangután, después de nueve décadas del último hallazgo de un gran simio.

Se trata del orangután de Tapanuli (Pongo tapanuliensis), el tercero de los suyos junto a los de Sumatra y Borneo.

El tercer lugar lo ocupa la criomicroscopía electrónica, fenómeno que permite congelar moléculas en el acto. Este descubrimiento mereció el Nobel de química este año.

Los investigadores tienen ahora acceso a la estructura real de moléculas fundamentales para la bioquímica y la genética.

A este se suma en la lista el bioRxiv, una plataforma de versiones preliminares de artículos científicos en el campo de la Biología, desde la Microbiología a la Neurología, en la que los autores pueden colgar sus artículos antes de que estos sean revisados por los editores de las revistas. La ventaja de este sistema es que ayuda a acelerar la carrera de investigadores jóvenes y facilita la comunicación científica.

Un mejor editor de material genético, así como una nueva terapia contra el cáncer se sitúan en los lugares cinco y seis de la selección. Este último consiste en un nuevo fármaco contra el cáncer destinado solo a pacientes cuyos tumores tienen una determinada firma genética.

La recuperación de hielo antártico congelado hace 2,7 millones de años ocupa el séptimo lugar, seguido de un nuevo estudio sobre el origen de los humanos modernos, los cuales no estaban confinados al este de África, como se creía hasta ahora.

Cierran la enumeración una nueva terapia génica basada en agregar un gen en neuronas espinales a quienes padecen de una enfermedad neuromuscular, así como un nuevo equipo para detectar un tipo de interacción entre los neutrinos y la materia.

(Tomado de PL)

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *