Denuncian daños del bloqueo a Cardiocentro infantil

En el Cardiocentro Pediátrico William Soler, de la capital se hacen grandes esfuerzos por salvar a niños cardiópatas procedentes de todo el país. Pero la política de bloqueo impuesta por los Estados Unidos impide adquirir muchos de los equipos y medios necesarios allí.   Y por eso: estas lamentables historias.

El sector de la salud pública en Cuba constituye uno de los más afectados con la criminal política de bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos desde el 7 de febrero de 1962 a la Isla, y actualmente endurecida por la administración del presidente Donald Trump, 16 de junio último.

Las principales afectaciones causadas por la aplicación de la injusta política contra el pueblo cubano están dadas por las dificultades para adquirir en los mercados estadounidenses medicamentos, reactivos, piezas de repuesto para equipos de diagnóstico y tratamiento, instrumental médico, y otros insumos necesarios que permiten el mejor funcionamiento del sector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *