Menú

¿Dejarán a Lula ser candidato?

¿Dejarán a Lula ser candidato?
Inscripción de la candidatura de Lula

Este 15 de agosto el Partido de los Trabajadores inscribió la candidatura de Luiz Inácio Lula da Silva para las elecciones presidenciales de Brasil que se celebrarán en octubre venidero.

¿Cómo son las elecciones en Brasil?

Las elecciones generales están programadas para celebrarse en octubre de 2018 para elegir al presidente y al vicepresidente, así como al Congreso Nacional, los Gobernadores y Vicegobernadores estatales, las Asambleas Legislativas estatales y la Cámara Legislativa del Distrito Federal.

El Presidente y el Vicepresidente de Brasil son elegidos usando el sistema de dos rondas. Los ciudadanos pueden presentar sus candidaturas para la presidencia y participar en las elecciones generales, que se celebran el primer domingo de octubre (en este caso, el 7 de octubre de 2018).

Si el candidato más votado toma más del 50% de la votación general, se lo declara elegido. Si un candidato no cumple con el umbral del 50%, se realizará una segunda ronda de votación el último domingo de octubre (en este caso, el 28 de octubre de 2018).

En la segunda ronda, solo pueden participar los dos candidatos más votados de la primera ronda. Los ganadores de la segunda ronda son elegidos Presidente y Vicepresidente de Brasil.

Impugnación de la candidatura de Lula

Pero el mismo 15 de agosto las fuerzas de la oligarquía brasileña usando el aparato jurídico como su brazo armado comenzó a operar contra el líder del PT. La fiscal general de Brasil, Raquel Dodge, presentó una impugnación contra la candidatura Lula.

Mitchel Temer puso como Fiscal General una aliada suya

Mitchel Temer puso como Fiscal General a una aliada suya. Foto Diario Libre

En una petición remitida al instructor del caso ante la Corte Electoral, el magistrado Luís Roberto Barroso, Dodge afirmó que Lula “no es elegible” porque fue condenado en segunda instancia, según un comunicado publicado en el portal del Ministerio Público.

¿Cómo condenaron a Lula?

Expertos brasileños en jurisprudencia señalan que no hay materialidad en las acusaciones contra Lula porque carecen de lógica y de consistencia.

No hay pruebas que incriminen al exmandatario, se enfrenta a un fenómeno conocido como lawfare, basado en el abuso de las leyes del procedimiento jurídico con fines políticos.

Entre los vicios de este caso está el uso de los medios de comunicación por parte del juez Moro y el Ministerio Público para filtrar informaciones no contrastadas y acusaciones sin sustento.

Los defensores del expresidente advirtieron que Moro no logra señalar cuál es el acto de oficio, de corrupción pasiva, practicado por Lula a favor de la constructora OAS. Según la sentencia serían “actos indeterminados”.

¿Dejarán a Lula ser candidato?

Las fuerzas de la oligarquía nacional y la derecha internacional NO permitirán al pueblo brasileño hacer un genuino uso de la democracia permitiendo que Lula participe en las presidenciales.

El juicio político y posterior destitución de Dilma Rouseff tenía como objetivo central impedir que Lula se presentara en estas elecciones.

Los conglomerados mediáticos de derecha han jugado un papel fundamental en la judicialización de los líderes de izquierda.

En el caso de Lula filtraron una conversación entre él y Dilma para impedir que el líder del PT asumiera como Jefe de la Casa Civil de la Presidencia de la República- un primer ministro de oficio- lo que hubiese permitido una mayor capacidad de negociación para impedir la destitución de Dilma.

Son escandalosos los casos de corrupción en los que se ha visto envuelto Mitchel Temer y varios de sus ministros, pero sin embargo no ha tenido el mismo destino que Lula y Dilma porque el objetivo no es combatir la corrupción sino destruir a los líderes de izquierda a través de su judicialización.

¿Quién representará a la izquierda brasileña en las presidenciales?

El exalcalde de Sao Pablo Fernando Haddad y la legisladora comunista Manuela D’Ávila serán quienes representarán a la izquierda en estos trascendentales comicios.

La izquierda tiene que enfrentarse a la dura maquinaria del poder.

La izquierda tiene que enfrentarse a la dura maquinaria del poder. Foto El Tiempo

A decir de Luiz Inácio Lula da Silva el proceso que hoy vive Brasil es un golpe de estado en cámara lenta.

Es oportuno señalar que el  representante de la derecha es el excapitán Jair Bolsonaro, conocido por sus exabruptos racistas, misóginos y homofóbico.

Su compañero de fórmula es el general Hamilton Mourao, quien pertenece al Partido Renovador Laborista Brasileño. Mourao fue noticia el año pasado por realizar declaraciones en apoyo a una intervención militar en la política.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *