Menú

Cura definitiva para el VIH: entre el rigor y el sensacionalismo

Cura definitiva para el VIH: entre el rigor y el sensacionalismo

A mediados de octubre de este año, una noticia apareció en titulares de medios de prensa de todo el mundo: “Logran eliminar el VIH en seis pacientes gracias a trasplantes de células madre”. Por su importancia, esta información se replicó también en las redes sociales. Sin embargo, un reciente análisis muestra que se trataba de
una noticia imprecisa.

Recientemente, la Revista Juventud Técnica, en su versión digital publicó un trabajo titulado “El error que (NO) curó el VIH”. ¿A qué equivocación se refiere este artículo?

Teoría del tumor: de twitter a los medios de comunicación

Dame un tuit y moveré el mundo.Esa pudiera ser una manera contemporánea de “ajustar” la famosa frase de Arquímedes a los tiempos que corren. Pues sí, en este nuevo caso de una supuesta cura para el VIH, la información que luego fue tergiversada, tuvo como uno de sus primero espacios públicos a la red social Twitter.

Así compartieron su estudio los expertos del Instituto de Investigación del Sida Irsi-Caixa de Barcelona, quienes trabajaron de conjunto con especialistas del Hospital Gregorio Marañón de Madrid. Este tuit revela que “nuevos factores de trasplante de células madre  pudieran conducir a la erradicación del VIH en el cuerpo”. Por
tanto, como afirma el colega Ernesto Guerra en Juventud Técnica, nunca se mencionó una “cura o eliminación definitiva del virus”.

Incluso, ante el revuelo de la noticia errónea en los medios de prensa, los propios investigadores dejaron las cuentas claras, una vez más en Twitter cuando alertaron:

“Esto no significa necesariamente que el VIH haya sido erradicado. Eso puede confirmarse sólo a través de un ensayo clínico que incluya la eliminación supervisada de medicamentos antirretrovirales”.

De cualquier forma, vale decir que aun cuando estos resultados fueron víctimas del sensacionalismo conque en ocasiones se abordan los temas científicos en algunos medios de prensa o las redes sociales, lo cierto es que el estudio en cuestión sí parece abrir paso a nuevas estrategias para encontrar la cura del Sida.

En cinco de las personas que recibieron trasplante de células madre procedentes del cordón umbilical y medula ósea, el virus resulta indetectable, tanto en la sangre como en los tejidos. Además, una de esas personas ni siquiera presenta anticuerpos contra el VIH.

Aun así es imposible afirmar con notal certeza que el virus ha sido eliminado. Por eso, el siguiente paso será un ensayo clínico para interrumpir la medicación atirretroviral que aun toman los pacientes y ver si la enfermedad reaparece. De cualquier forma, el estudio ublicado en la revista Anales de Medicina Interna es un paso de avance de cara a nuevas terapias en el futuro.

Contrastar fuentes, llegar hasta la raíz de una noticia sobre ciencia y tecnología es una práctica saludable para los periodistas pero también para toda persona que busque estar lo mejor informada posible, en un escenario en el que sensacionalismo y rigor están muchas veces, en disputa.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *