Menú

“One Planet”, la cumbre del planeta en París

“One Planet”, la cumbre del planeta en París

En “One Planet”, la reciente Cumbre Climática de París, los representantes de los países subdesarrollados abogaron por una colaboración internacional en tecnologías limpias y recursos financieros que les permita enfrentar el Cambio Climático y desarrollar sus economías.

La Cumbre One Planet impulsa acciones climáticas concretas a dos años del Acuerdo de París

El 12 de diciembre de 2017, cuando se cumplen dos años de la adopción del histórico Acuerdo de París sobre Cambio Climático, el mundo se reúne nuevamente en la capital francesa con el objetivo de acelerar la acción climática.

La Cumbre One Planet, que reúne al presidente de Francia, el presidente del Grupo Banco Mundial y el Secretario General de la ONU, entre muchos otros líderes, tiene como objetivo movilizar nuevos anuncios de proyectos audaces y compromisos financieros sustanciales para combatir el cambio climático. La Cumbre también mostrará iniciativas exitosas que se pueden ampliar con el tipo de apoyo adecuado.

La buena noticia es que la acción climática está en marcha en todos los países y en todos los niveles, con muchos sectores que ya comienzan a alinearse con el Acuerdo de París y, en un contexto más amplio, con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Ciento setenta países ya han ratificado el Acuerdo de París, que entró en vigor en menos de un año -un récord moderno para un tratado global de su tipo-.

Muchas naciones se han establecido y ahora se están moviendo para implementar sus planes nacionales de acción climática bajo el Acuerdo de París. Algunas áreas están avanzando rápidamente: nueva evidencia indica que el crecimiento global de las energías renovables como la eólica y la solar se está duplicando cada 5.5 años.

Ciento setenta países ya han ratificado el Acuerdo de París, que entró en vigor en menos de un año -un récord moderno para un tratado global de su tipo-.

Los costos de estas tecnologías están cayendo: en muchos lugares, la energía eólica es tan barata como la que se basa en carbón y la energía solar se está acercando rápidamente a la competitividad con los combustibles fósiles. Más de 40 naciones, lideradas por India y a las que recientemente se unió China, han firmado la Alianza Solar Internacional, que apunta a generar 1,000 GW de energía solar para el 2030.

Las ciudades, los estados, las regiones y los territorios apoyan la acción climática bajo iniciativas como la Under2Coalition de los gobiernos subnacionales. Se comprometieron a reducir las emisiones hasta en un 95% para el año 2050 bajo una iniciativa que cubre a más de 1.300 millones de personas y US$ 30 billones en producción económica -lo que equivale a 17% de la población mundial y casi 40% de la economía global.

Muchas empresas también están avanzando en los países desarrollados y en desarrollo. Más de 100 compañías en Estados Unidos, Europa, China e India se han comprometido a ser aprovisionadas al 100% con energía renovable bajo la iniciativa RE100.

Las finanzas, tanto públicas como privadas, también están fluyendo hacia nuevas iniciativas y nuevos instrumentos como los bonos verdes. En octubre, ONU Medio Ambiente y Rabobank anunciaron la creación de un nuevo fondo de US$ 1.000 millones para financiar la agricultura sostenible utilizando una combinación de fondos públicos y privados. Y el mes siguiente, en la Conferencia de la ONU sobre el Clima, el Gobierno de Noruega y la compañía multinacional Unilever anunciaron US$ 400 millones para bosques y pequeños agricultores en la Amazonía.

En septiembre de 2018, el estado de California junto con las Naciones Unidas y otros socios clave organizarán una gran conferencia para acelerar la acción climático, y ésta estará seguida por la Conferencia de la ONU sobre el Clima en Polonia, más adelante ese año.

Alemania anunció una alianza mundial con el G20, el grupo vulnerable de naciones V20 y compañías privadas para acelerar el acceso a seguros de riesgo climático de unos 400 millones de personas pobres y vulnerables para el año 2020.

JP Morgan Chase y HSBC anunciaron recientemente un total de US$ 200 mil millones y US$ 100 mil millones, respectivamente, para ser invertidos en proyectos e iniciativas verdes en los próximos años.

De acuerdo con la Iniciativa de Política Climática, los flujos anuales promedio de financiamiento climático superan los US$ 400 mil millones al año. Pero la escala de los flujos financieros, especialmente en las naciones más pobres, no se corresponde con la velocidad y la escala necesarias para que la acción climática y la agenda más amplia de desarrollo sostenible sigan el ritmo de la urgencia. Algunos países desarrollados también están preocupados de que el mínimo indispensable -US$ 100 mil millones prometidos por los países desarrollados para 2020- sea incierto.

En septiembre de 2018, el estado de California junto con las Naciones Unidas y otros socios clave organizarán una gran conferencia para acelerar la acción climático, y ésta estará seguida por la Conferencia de la ONU sobre el Clima en Polonia, más adelante ese año.

Conozca más acerca del trabajo de ONU Medio Ambiente sobre cambio climático.

(Con información de ONU Medio Ambiente)

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *