Reconocen a la cultura como puente entre Cuba y EE.UU.

La cultura ha sido una especie de puente de compromiso entre Cuba y Estados Unidos, expresó el embajador cubano José Ramón Cabañas, al inaugurarse un festival que ocupa espacios este viernes en una importante institución norteamericana, publica este viernes la agencia Excelencias News Cuba.

Es nuestra esperanza que eso siga siendo así, agregó el diplomático en la apertura anoche del evento Artes de Cuba: de la isla al mundo, que hasta el venidero 3 de junio tendrá como sede al Centro John F. Kennedy para las Artes Escénicas de Washington DC.

De acuerdo con Cabañas, la cultura cubana es probablemente la mayor fortaleza de la nación caribeña y el secreto de cómo un país pequeño ha sido capaz de superar tantos desafíos planteados por la naturaleza y la historia. En Cuba, seguimos creyendo que ser culto es la única forma de ser realmente libre, apuntó el embajador durante el espectáculo inaugural de la importante cita, que contó con las actuaciones de reconocidos representantes de la música de la mayor de las Antillas.

Señaló que este es el mayor festival de las artes cubanas organizado en Estados Unidos en la historia reciente, algo conocido por los creadores e intérpretes, quienes harán todo lo posible para que el público disfrute de su obra.

Nacida de una mezcla de culturas, la nacionalidad cubana es ecléctica. En nuestras expresiones, uno puede identificar las raíces europeas, africanas, asiáticas y latinas, recordó el diplomático. Apuntó que si bien es cierto que los nacidos en el país caribeño tienen un talento casi natural para las artes, debe reconocerse que durante los últimos sesenta años el Estado ha invertido decisivamente en esa capacidad. Los cubanos creemos que la cultura es el idioma común en el ser interior de cada pueblo, pero también es un lenguaje universal que debe unirnos y ayudar a la paz, resaltó el diplomático.

Por su parte, Deborah Rutter, presidenta de la institución sede, destacó que esta cita constituye un evento sin precedentes que llevó años de preparación, y dio la bienvenida a los 400 artistas cubanos y cubanoamericanos que participan en ella. Ustedes han visto las maravillosas instalaciones y todas las cosas especiales que se han traído para transformar el Centro Kennedy con música, teatro, danza, cine, moda, comida, expresó. Como centro cultural nacional, tenemos la responsabilidad de reflejar la diversidad artística que tenemos en nuestro país y también de traer el mundo aquí.

El arte es algo que nos une y este festival es realmente representativo de eso, afirmó la presidenta. Asimismo, resaltó la labor de Alicia Adams y Gilda Almeida, vicepresidenta y directora de Programación Internacional de la institución, respectivamente, quienes con su “increíble visión, determinación y persistencia” hicieron posible la celebración del festival. También agradeció la asistencia a la inauguración de diplomáticos de varias naciones, y legisladores y políticos norteamericanos, entre ellos los senadores Dick Durbin y Tom Udall, y seis congresistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *