Cuba salvará vidas en Estados Unidos

A pesar de las trabas que impone el bloqueo contra Cuba, centros científicos de ambos países lograron un acuerdo para introducir en Estados Unidos la vacuna cubana contra el cáncer de pulmón, Cimavax-EGF, una de las pocas opciones disponibles en el mundo para controlar la mortífera enfermedad.

El Gobernador del Estado de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció el acuerdo entre el Roswell Park Comprehensive Cancer Center y el Centro de Inmunología Molecular, como el primer proyecto conjunto de biotecnología entre Cuba y Estados Unidos para la lucha contra el cáncer.

Desde La Habana, el Grupo de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica Biocubafarma anunció que la primera empresa biotecnológica cubana- estadounidense se denomina Innovative Immunotherapy Alliance SA, y tendrá su sede en la Zona Especial de Desarrollo Mariel.

Cuomo está en Buffalo, sede de Roswell Park, y desde allí hizo el anuncio.


Decenas de miles de estadounidenses saldrán potencialmente beneficiados por el avance de la biotecnología cubana, que empezó a desarrollarse en la década de los 80 del siglo pasado, sorteando las múltiples limitaciones que impone Washington para que Cuba acceda a tecnología de punta.

Desarrollado por el Centro de Inmunología Molecular, Cimavax induce una respuesta inmune por anticuerpos generados por el propio paciente, los cuales se unen al factor de crecimiento epidérmico e inhiben la unión a su receptor, lo cual inactiva los mecanismos de proliferación celular en los tumores.

La vacuna alarga la esperanza de vida de los pacientes y puede llegar a convertir la enfermedad en un padecimiento crónico.

En octubre del 2016, como parte de los acercamientos entre Cuba y Estados Unidos durante la administración de Barack Obama, el Instituto del Cáncer Roswell Park firmó un acuerdo para realizar en Estados Unidos un es­tudio clínico innovador con la vacuna cubana, de­sa­rrollada por el Centro de In­mu­no­logía Molecular de Cuba.

Roswell Park fue la primera institución del sector en recibir un permiso de la Ad­mi­nis­tra­ción de Drogas y Alimentos de Es­tados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) para patrocinar las pruebas de una terapia médica cubana en la nación norteña.

Traemos el Cimavax a EEUU

Candace S. Johnson, directora del centro de investigaciones norteamericano, agradeció al gobernador Cuomo por su apoyo al proyecto con la contraparte cubana.

“Todo empezó con la visión del gobernador sobre los aportes de otras naciones en desarrollo en el campo de la tecnología, como el caso de Cuba”, dijo Johnson.

“Estuvimos aquí hace dos años para anunciar que traíamos Cimavax a los Estados Unidos”, señaló la especialista. “Ahora los ensayos clínicos han terminado y los resultados son prometedores”.

“Tenemos el primer proyecto conjunto en el campo de la biotecnología entre Estados Unidos y Cuba”, refirió.


Johnson dijo que resultó “muy interesante” avanzar en este proyecto y recordó todos los pasos por lo que han tenido que pasar para lograr los permisos necesarios de las autoridades norteamericanas.

El gobernador Cuomo recordó los inicios de la misión comercial a Cuba durante la administración Obama y sus planes de aumentar los intercambios con la Isla. “Yo me dije, tenemos que ser los primeros en estar ahí.”

Destacó que las compañías de su Estado estuvieron entre las primeras en abrir negocios en Cuba, incluida la compañía Jet Blue, que marcó el restablecimiento de los vuelos regulares entre los dos países tras medio siglo de paralización.

Fue esa visión, añadió el Gobernador, la que los llevó a las investigaciones sobre el cáncer de pulmón y la vacuna Cimavax.

De acuerdo con fuentes estadounidenses, la nueva empresa binacional tendrá como objetivo desarrollar la investigación científica y clínica permitiendo demostrar la seguridad y efectividad de estos novedosos tratamientos en los Estados Unidos.

De resultar exitosos estos estudios, la empresa estará en condiciones de exportar estos productos para el beneficio de los pacientes norteamericanos, una vez obtenidas las aprobaciones necesarias por la agencia reguladora de medicamentos de este país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *