Colombia y Ecuador señalan a un culpable de carro bomba en San Lorenzo

El atentado narcoterrorista que el sábado pasado causó daños en un 95 % del Comando de Policía de San Lorenzo, en Esmeraldas, así como en 37 casas vecinas y dejó 28 heridos, tiene un culpable desde ayer, según el fiscal de Colombia, Néstor Martínez, corroborado por el ministro de Defensa ecuatoriano, Patricio Zambrano.

Atentado contra una comisaría en Esmeraldas, Ecuador.
Atentado contra una comisaría en Esmeraldas, Ecuador. Foto TeleSur.

Se trata de Walter Patricio Arízala Vernaza alias Guacho, un disidente de la desmovilizada guerrilla de las FARC, nacido en la población esmeraldeña de Limones y a quien las autoridades colombianas le atribuyeron en octubre pasado el asesinato de seis civiles en Tumaco, población colombiana fronteriza con Ecuador.

“(La bomba) está asociada a una lucha binacional contra las organizaciones criminales, en este caso frente a un disidente de las FARC de origen ecuatoriano, alias Guacho, que utilizan nuestra frontera para tratar de tener impunidad en Colombia frente a los graves delitos y  en toda la zona del sur de Nariño, tratando de refugiarse”, puntualizó el fiscal Martínez, quien ayer participó en Quito en un encuentro internacional sobre extinción de dominio.

“Ecuador está impactando a esa organización criminal y al parecer todo esto puede estar asociado justamente a la actuación de los dos países en la lucha contra la criminalidad”, agregó el fiscal.

Más temprano, en una entrevista en el canal estatal Ecuador TV, ya anticipó que detrás de la colocación del carro bomba que explotó en el exterior del Comando de Policía de San Lorenzo estaba un grupo disidente de las FARC. “Vemos como represalias por ciertos grupos residuales de la guerrilla de Colombia vinculados con el tráfico de drogas”, expresó.

El narcotráfico es el principal problema en la frontera entre Ecuador y Colombia

Las FARC firmaron un acuerdo de paz con el Gobierno colombiano en noviembre del 2016. Sus integrantes se concentraron en centros de reincorporación a la vida civil, pero casi la mitad, como sucede en La Carmelita, Putumayo, frente a Sucumbíos, ha abandonado esos lugares sin destinos conocidos. De uno de esos centros, en Nariño, habría salido Guacho y ahora operaría con 55 hombres en la zona fronteriza con Ecuador, que es un corredor de tráfico de drogas.

Sobre el atentado en San Lorenzo y la vinculación de un grupo disidente de las FARC en el hecho, el excomandante de la Marina Aland Molestina, quien fue también comandante de Operaciones Norte durante 2005 y 2006, señaló que se debe analizar que “el Gobierno que pasó siempre trató de reducir las Fuerzas Armadas, aduciendo que se habían terminado los problemas limítrofes”, esto a pesar de que, según él, se advirtió de que el escenario era difícil porque el narcotráfico era algo latente.

Molestina manifestó que espera que Ecuador y Colombia den pasos concretos para reforzar la seguridad en la frontera y que logren buenos resultados, pero asegura que si la corrupción en la justicia, como sucedía en su época, no se acaba, no habrá logros significativos.

El fiscal colombiano Néstor Martínez reveló ayer que en Ecuador se ha identificado un centenar de bienes pertenecientes a las FARC como inmuebles, automotores y reses por alrededor de 15 millones de dólares. Esta afirmación la hizo ayer en Quito, durante el encuentro internacional de extinción de dominio, como mecanismo de lucha contra la corrupción y el crimen organizado. Asistieron delegaciones de países de América Latina.

(Tomado del Diario El Universo de Ecuador)