Cuando el agua inundó Cayo Ramona

Hace casi un mes Cayo Ramona se inundó. Los habitantes quedan boquiabiertos con la permanencia del nivel del agua hasta donde nunca antes llegó. En este territorio la mayoría de los vecinos ya se encuentran en sus casas, pero otros continúan evacuados.
El agua corre como por su casa. Denis Suárez Mesa, hace casi un mes, la tiene dentro del hogar, como nos dice: no escampa. Su familia la resguarda con vecinos y amigos. Transitámos por uno de los caminos ahora convertido en canal, denis quiere enseñárnos su casa anegada.
En la perisferia de la comunidad de Cayo Ramona, de la Ciénaga de Zapata, existen decenas de habitantes con las casas aún inundadas. Los evacuados se adaptan a la circunstancias.
La Ciénaga creció como nunca antes vista. El suelo del humedal inadmite más al preciado líquido, los hornos se apagaron, las abejas aún buscan sus colmenas, el mangle festeja la abundancia, las plantas no resisten y mueren ahogadas, el fango hace su espacio en jardínes y patios.
Los cenagueros superan la tragedia y s eempeñan para amar más, pese a todo, a su entorno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *