Crece la incertidumbre entre los gobiernos de China y Estados Unidos

Mike Pompeo, visitó China el lunes 8 de octubre,  sin embargo, que estuviera en la nacion asiática no significa que fuera bienvenido.

Durante su estancia, el rechazo a las continuas críticas y acusaciones de Washington a las políticas internas y externas de China, las diferencias en torno a Taiwan y la guerra comercial impulsada por el inquilino de la Casa Blanca, marcó el curso de las conversaciones y su temperatura.

Pompeo, por su parte, se limitó a mencionar las ‘preocupaciones’ de su país sobre algunas acciones de China y dijo que le interesa analizarlas debido a la importancia de los lazos entre ambas potencias, informó Prensa latina.

Otro encuentro engorroso para el jefe de la diplomacia estadounidense fue el sostenido con Yang Jiechi, miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de China y quien exigió a la Casa Blanca el manejo apropiado de las diferencias, respeto mutuo y dejar de afectar los intereses del gigante asiático.

A juicio del alto dirigente chino, los nexos binacionales llegaron a un nivel crítico y enfrentan grandes desafíos que requieren encontrar de una vez un punto medio y los consensos necesarios para normalizarlos.

Yang recalcó la determinación de Beijing a tomar todas las medidas posibles para proteger su soberanía e intereses, pero también a ampliar la cooperación de beneficio mutuo con la primera economía del mundo.

Pompeo admitió el estancamiento de la confrontación, expresó esperanza en destrabarla y lamentó la cancelación de un diálogo bilateral previsto en este mes que serviría de oportunidad a nuevas negociaciones.

Pero las expectativas de una conciliación en corto tiempo son pocas porque mañana la Comisión Ejecutiva sobre China del Congreso norteamericano emitirá un reporte que, de seguir la tendencia conflictiva, atizará más la discordia entre las dos potencias.

Aparte de poner en apuros a Pompeo, el choque Washington-Beijing ya resiente la economía global con una rebaja en el pronóstico de crecimiento.

De hecho, el Fondo Monetario Internacional vislumbra hasta una contracción de 0,8 por ciento del Producto Interno Bruto si persiste el duelo, principalmente en el plano comercial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *