Conmemoran aniversario 121 de la caída en combate de Antonio Maceo

Los aniversarios 121 de la caída en combate del Mayor General Antonio Maceo Grajales y su ayudante, el capitán Panchito Gómez Toro, y el 28 de la operación Tributo, fueron conmemorados este jueves con un acto político y ceremonia militar en el Mausoleo del Cacahual.

Estuvo presidido por los miembros del Buró Político General de Cuerpo de Ejército Álvaro López Miera, Viceministro Primero de las FAR,  jefe del Estado Mayor General y Mercedes López Acea, Vicepresidenta del Consejo de Estado y Primera Secretaria del Coomité Provincial del Partido en La Habana.

Analizan circunstancias de la muerte del Mayor General Antonio Maceo Grajales

Debaten sobre las circunstancia de la muerte del Mayor General Antonio Maceo
Debaten sobre las circunstancia de la muerte del Mayor General Antonio Maceo

Un grupo de historiadores granmenses y de otras provincias, debatieron este miércoles en el salón Ágora del Teatro Bayamo, sobre la caída en combate de Antonio Maceo Grajales en el marco de su aniversario 121.

Muchas fueron las hipótesis defendidas por los investigadores en torno a la muerte de uno de los hombres y guerreros más grandes nacidos en esta isla antillana.

El fatídico hecho ocurrido el 7 de diciembre de 1896 ha suscitado varias teorías, entre ellas la de que por esos días el Mayor General del Ejército Libertador tenía afectada la salud, y estaba lacerado sentimentalmente por la muerte de su hermano José Maceo.

También se planteó que San Pedro era el lugar menos indicado para establecer campamento, además para llegar allí había realizado, con un pequeño grupo, la proeza de cruzar la trocha de Mariel a Majana.

Asimismo, fueron abordados los intereses de restarle popularidad entre las tropas a un hombre que a pesar de su color, por el cual fue censurado, gozaba de liderazgo en las huestes mambisas.

Desgraciadamente algunos hombres con poder no se percataron que ponerles escollos al Titán de Bronce, era una forma de obstaculizar el feliz término de la guerra.

En el taller se habló sobre Máximo Zertucha Ojeda, amigo y último médico de Lugarteniente General, quien lo acompañó en sus postreros días y en su lecho de muerte después de ser derribado por dos balas.

Llama la atención que en el caso del bravo santiaguero como en el de otros próceres de la historia, no calló en un gran combate, y sobre ese hecho refiere la historia que los cubanos salieron aterrados por la muerte de su caudillo.

A pesar de sus detractores y de los celos suscitados por su gran arraigo popular, supo anteponer su carisma de líder militar e ideológico a los lunares que quisieron endilgarle los dominados por las bajas pasiones.

Su muerte según los panelistas necesita seguirse estudiando, pero sin dudas fue un golpe demoledor para quienes soñaban con una Patria libre en la contienda del 95.

Compártelo...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 2 =