Menú

Ciencia y cariño: Fórmula cubana para curar

Ciencia y cariño: Fórmula cubana para curar

Por Milenys Torres

Recorrer el Cardiocentro Pediátrico William Soler, de la capital junto a su director: el Doctor Eugenio Selman es uno de los placeres periodísticos  que CubaTV quiere compartir hoy con su público.

El centro se revela como uno de los principales responsables del loable registro de mortalidad infantil logrado por  Cuba en 2017 (4,0 por mil nacidos vivos). Y el galeno que conduce a su colectivo deviene ejemplo exquisito de consagración y pericia.

Aquí llegan niños remitidos desde todas las provincias con patologías relacionadas con el corazón y muchas veces altos niveles de complejidad. Son recluídos en las diferentes salas o en el centro de rehabilitación, en el que se atienden desde pequeños hasta que crecen y se convierten en adolescentes y jóvenes.

Según el Doctor Selman el  prestigio del Cardiocentro tiene la continuidad asegurada, por juntar ahora varias generaciones de profesionales, pero por suerte -acota- hay una pléyade de recién graduados que prometen mucho y que manifiesta un gran interés por aprender.

El Doctor Carlos García, por ejemplo lleva 21 años en el recinto como Especialista en Cardiología Pediátrica. Ahí trabajó su padre y ahora también su hijo, lo cual deviene un orgullo familiar, recompensa y compromiso.

Yanelis Dacal, madre de una paciente recién operada se expresa agradecida con las ansias de ayudar que percibe en el colectivo. Por eso la permanencia en la sala que habita, desde hace meses, resulta más agradable. Desde la dietista –dice- hasta las enfermeras se ofrecen a apoyarle. Su hija ha mejorado también por el cariño que el Cardiocentro le da.

Se confirma así cuánto influye encontrar la fórmula perfecta: Por un lado la tecnología, destacándose la recibida en los últimos 4 años en esta institución, y por otro la fibra afectiva de los profesionales cubanos de la salud.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *