Menú

Candidatos presidenciales en Venezuela

Candidatos presidenciales en Venezuela

Nicolás Maduro Moros
Es el actual presidente de Venezuela, tras ser electo el 19 de abril de 2013 luego del fallecimiento del entonces presidente Hugo Chávez.

Desde que se sumó a las filas del chavismo, Maduro ha ocupado importantes posiciones en el Estado venezolano, muchas de ellas por elección popular.

Fue miembro de la Asamblea Nacional Constituyente de 1999, diputado a la Asamblea Nacional (parlamento unicameral) el año 2000, luego reelecto en 2005 y designado presidente de esa instancia. También ocupó el cargo de canciller desde el año 2006 hasta 2012, cuando fue nombrado vicepresidente de Venezuela. Juró como presidente encargado tras la muerte de Chávez, en marzo de 2013, y hasta las elecciones de abril de ese mismo año, en las que obtuvo la victoria.

Durante su mandato ha debido enfrentar una crisis que él mismo denominó ‘guerra económica’, y que se caracterizada por una inflación descontrolada, el acaparamiento de insumos básicos, el ataque a la moneda nacional y las sanciones internacionales, a lo que sumó una caída abrupta de los precios del petróleo, principal fuente de divisas de esta nación latinoamericana.

A pesar de ello, Maduro logró sostener uno de los principales programas del chavismo: la construcción de viviendas, llegando a la cifra de dos millones.

Maduro es respaldado por el denominado Frente Amplio de la Patria (FAP), una coalición de agrupaciones políticas de izquierdaintegrada por:

Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).
Movimiento Somos Venezuela (MSV).
Movimiento Tupamaro (MT).
Unidad Popular Venezuela (UPV).
Patria Para Todos (PPT).
Organización Renovadora Autentica (ORA).
Movimiento Político Alianza Para el Cambio (APC).
Movimiento Electoral del Pueblo (MEP).
Partido Comunista de Venezuela (PCV).
Por la Democracia Social (Podemos)

Uno de los ejes fundamentales de su discurso es acabar con “la guerra económica multiforme que ejecutan sectores de la burguesía nacional e internacional para sabotear al país”. Además, el mandatario anunció “un nuevo comienzo” y la “renovación de la Revolución Bolivariana”.

Henri Falcón.
El candidato de AP fue el jefe de campaña de Henrique Capriles, en las elecciones que este último perdió contra Nicolás Maduro. En 2017, cuando se presentó para un tercer período como gobernador, fue derrotado por la candidata del PSUV.

Los partidos opositores que decidieron no participar de las presidenciales lo atacan por su ‘pasado chavista’ y lo tildan de ‘moderado’ por no respaldar los llamados violentos de Leopoldo López o María Corina Machado.

Se presenta en la contienda presidencial anunciando un gobierno de “salvación nacional” y con el respaldado de otros partidos políticos que, como él, abandonaron la MUD:

Movimiento Al Socialismo (MAS).
Comité de Organización Política Electoral Independiente (Copei; más conocido como Partido Socialcristiano).
Movimiento Ecológico de Venezuela (Movev)

En medio de la actual crisis económica, Falcón, considerado el principal contendiente de Maduro, ha hecho campaña prometiendo una inmediata dolarización de la economía venezolana, el perdón de los detenidos que la oposición reclama como presos políticos y la creación de un millón de empleos.

Javier Bertucci.
Se convirtió en el primero de los aspirantes que inscribió su candidatura presidencial ante el CNE.

Aunque se separó de su rol de pastor para la campaña presidencial, dirigió la Iglesia Cristiana Maranatha, una congregación religiosa con más de 16.000 feligreses, que privilegia la labor social y evangelista por medio de la asociación civil El Evangelio Cambia.

De origen humilde, Bertucci se crió en una familia campesina y muy joven, a los 24 años, optó por seguir sus inclinaciones religiosas predicando en espacios públicos como plazas, parques y en casas de su familia.

Además de su labor religiosa, ha estado vinculado al mundo empresarial ocupando cargos de dirección en empresas del sector petrolero y otras del ramo importador. Es presidente de la compañía ‘Constructora Bertucci’, con el 91% de las acciones.

Antes de aparecer en la escena política, el pastor evangélico solo había figurado en los medios el año 2010, acusado y detenido cuando trataba de exportar 5.000 toneladas de combustible diesel hacia República Dominicana. Más tarde, su nombre volvería a aparecer en la prensa local debido a las revelaciones de los llamados ‘papeles de Panamá’.

En esa oportunidad, se vinculó a Bertucci con la creación de una empresa valorada en 5 millones de dólares. Aunque el hoy candidato a la Presidencia negó los señalamientos y aseguró no poseer tal cantidad de dinero, fue detenido durante tres días y sometido a un arresto domiciliario por otros seis meses.

Siguiendo su inclinación religiosa, el pastor se ha posicionado en contra del matrimonio civil igualitario, aunque se dice partidario del aborto solo cuando sea una decisión médica o en casos en que se comprometa la vida de la madre.

Calificado como un ‘outsider’ de la política, algunas encuestas lo posicionan como tercero, detrás de Maduro y Falcón.

Javier Bertucci se presenta en la contienda como el candidato de un grupo de electores (figura que permite la ley electoral) denominado Esperanza por el Cambio.

Reinaldo Quijada.
Un exmilitante del chavismo que abandonó esas filas luego del fallecimiento de Hugo Chávez.

En febrero de 1992, una vez frustrada la insurrección militar liderada por Chávez en contra del entonces presidente Carlos Andrés Pérez, Quijada se sumó a los grupos sociales que apoyaron al comandante.

Para tal fin, participó en la fundación del Frente Patriótico, un movimiento de tendencia socialista. Más tarde, se sumó a la creación del PSUV (en 2008) y fue vocero de este partido en El Cafetal, una zona de clase media de Caracas, históricamente contraria al chavismo.

Quijada se vinculó también a los movimientos pro-chavistas Clase Media en Positivo y Clase Media Revolucionaria. Además, ocupó posiciones importantes en la revolución bolivariana, primero como integrante de la Asamblea Nacional Constituyente de 1999 y luego como embajador de Venezuela en Portugal.

Sin embargo, desde el fallecimiento de Hugo Chávez, Quijada abandonó la idea de participar en el gobierno de Nicolás Maduro dedicándose a la actividad privada y a escribir artículos de opinión en el sitio web Aporrea.

En 2015, vuelve al ruedo político con la fundación del partido Unidad Patriótica Popular 89 (UPP89), con el que aspira ahora a la Presidencia, enfrentando a sus antiguos compañeros de militancia.

Ha declarado que las actuales medidas económicas del gobierno se caracterizan por “los abusos” y calificó como “el mayor pecado” de la gestión de Maduro, “la emisión del dinero inorgánico”, que en su opinión, es uno de los causantes de “la hiperinflación” que registra el país.

Tomado de Cubadebate

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *