Menú

¿Buenas nuevas entre las dos Coreas?

¿Buenas nuevas entre las dos Coreas?

El líder norcoreano, Kim Jong-un, anunció la “buena nueva” este domingo, de que su gobierno creará las bases necesarias para el avance de las relaciones con su vecino Corea del Sur, todo esto previo a conversaciones entre las partes y el anuncio de algunos gestos como la posible participación de Pyongyang en los Juegos de Invierno que tendrán lugar al otro lado de la frontera; es decir, las tensiones aminoran, se ven los esfuerzos para crear una mejor atmósfera ¿Sorprenden estos pasos? Por supuesto que no, era lo esperado. En varias ocasiones lo comentamos en este espacio, un conflicto armado en la península coreana era, es y será demasiado peligroso como para darse el lujo de ser insensato.
La historia reciente ha demostrado, o por lo menos después de la Segunda Guerra Mundial, que en los últimos años las armas se usan cuando hay desequilibrios, cuando el agresor es consciente de que los daños para él serán mínimos, y cuando el agredido tiene pocas o ningunas posibilidades de responder. Cuando el escenario es otro, cuando todas las partes tienen demasiado para perder, la escalada es puro show mediático y siempre, todo queda en declaraciones altisonantes y burlesca, como la de Donald Trump diciéndole “hombre-cohete a Kim Jong-un”. Corea ha sido un ejemplo una vez más.
Fíjense como todo comenzó a cambiar cuando Pyongyang lanzó cohetes capaces de alcanzar el territorio de Estados Unidos y fue capaz de desarrollar una bomba de hidrógeno, eso fue un golpe sobre la Mesa y todos dijeron: bien, ya estamos hablando en otros términos. Ojo, no digo que la posibilidad de una guerra no fuera una opción, no fuera un peligro real, cuando se llega a determinado punto los errores son más peligrosos porque obligan a una respuesta más o menos contundente en dependencia de la atmósfera existente, PERO, en el caso que analizamos, siempre la estrategia ha sido presionar para lograr un diálogo, por lo menos ese siempre ha sido el camino de Corea del Norte, aunque los grandes medios occidentales lo muestren como el gran responsable, el único chico malo de toda esta serie que tiene varios capítulos y temporadas.
Otro elemento importante, quedó demostrado que el gobierno norcoreano tenía razón cuando decidió desarrollar el arma nuclear para, desde su posición de país pobre y pequeño, protegerse del peligro escenario postguerra fría: todos los presidente estadounidenses han alzado la voz, pero ninguno ha dado la orden de ataque, ni en los tiempos de Bush hijo, cuando desató aquella supuesta guerra contra el terrorismo y se atribuyó el derecho de calificar determinados países como puntos oscuros. A pesar de todos los cuestionamientos válidos o no ¿se imaginan qué hubiera sido de Corea del Norte si no tuviera en sus manos esa poderosa carta de negociación llamada el arma nuclear?
Ahora bien, es cierto, abajo las armas nucleares, pero en el fondo, muy en el fondo, ¿es Corea del Norte la responsable? No, es el orden político internacional que ha sido diseñado según los intereses de las grandes potencias y no ofrece garantías a las naciones más vulnerables. Si analizamos muchos conflictos, muchos comportamientos y políticas cuestionables en el llamado Tercer Mundo, veremos que ese es la razón de fondo: defenderse con medios propios a costa de grandes sacrificios económicos y políticos.

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *