Bolivia culmina segunda fase de alegatos orales tras demanda marítima

La segunda fase de los alegatos orales por parte de Bolivia culminó este lunes en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, tras la demanda marítima impuesta contra Chile por una salida soberana al mar.

El representante de Bolivia en la Corte, Eduardo Rodríguez Veltzé, pidió en nombre de su país llegar a una negociación razonable para una salida soberana al Pacífico en un plazo razonable.

Rodríguez durante su intervención aseguró que la demanda contra Chile no existiera si este país hubiera cumplido con sus compromisos que llevan más de 100 años.

Por otro lado, Rodríguez señaló que “para ponerle fin a este conflicto internacional se debería retomar las negociaciones con el objetivo de traer la justicia para ambos pueblos”.

En los alegatos presentados, Chile sostiene que no está obligado a negociar con Bolivia el acceso al océano Pacífico. | Foto: @evoespueblo
Segunda fase de los alegatos orales por parte de Bolivia. | Foto: @evoespueblo

A esta segunda fase de alegatos asistió el presidente boliviano, Evo Morales, quien manifestó en una rueda de prensa que “hemos venido a tender puentes de entendimiento y no muros de enfrentamiento (…) esperamos que tras haber escuchado nuestra posición que también fue explicada al mundo entero, Chile y Bolivia nos encontremos para resolver una controversia que nuestras próximas generaciones ya no deben heredar”.

Asimismo, Morales explicó que ante la CIJ expusieron tres temas importantes sobre la demanda marítima contra Chile.

El primer punto fue que “la negociación, es un poderoso instrumento que ayuda a solucionar controversias históricas entre Estados, es el espíritu del siglo XXI con el que Bolivia ingresó su caso a la CIJ, para que reine la razón y no la fuerza”.

Como segundo punto, el jefe de Estado apuntó que su país no se rendirá porque “el pueblo boliviano ha caminado y continuará transitando su ruta hacia el mar, sin cansancio y con fe, ya que un pueblo que permanece unido, puede alcanzar absolutamente todo. El retorno de Bolivia al mar, no solo es posible, sino que es inevitable”.

“Estamos seguros que la solución del caso boliviano, servirá de ejemplo al mundo para resolver otras disputas, que no pueden ni deben quedar abiertas. El siglo XXI será de paz, de reencuentro, donde los Estados abandonen unilateralismos, intervencionismos y sometimientos”, detalló el mandatario como tercer y último punto expuesto. (Tomado de Telesur)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *