La más reciente batalla legislativa de Donald Trump

Por Cristina Escobar

La más reciente batalla legislativa que libra Donald Trump es la de reformar el sistema de impuestos en ese país. El presidente dice que será muy buena esa reforma porque ayudará a la clase media y a los que crean trabajos, dígase a las empresas o industrias que generan empleo. Si nos guiamos estrictamente por lo que él dice, si ayuda a los que crean trabajo, ¿quién ayuda entonces a los empleados?

De todas maneras la recomendación con él es no guiarse por lo que dice e ir más allá. Cuando se indaga un poco sale a la luz que esta reforma tributaria puede profundizar la desigualdad a límites no vistos en los últimos 60 años en Estados Unidos.

Por ejemplo, el seguro de salud al que las personas podían acceder por la reforma de Obama, era subsidiado con dinero del gobierno, como van a cortar impuestos a los que más fortuna tienen, tendrán menos dinero con el que subsidiar servicios.

Por tanto, encarece el pago del Obamacare, y el costo pasa a los suscriptores de ese seguro. Las estimaciones es que 13 millones de personas se quedarán sin plan de seguro médico, lo cual hace prácticamente imposible acceder a servicios de salud, en el país más rico del mundo.

Pero peor, como menos personas tendrán atención primaria de salud, la cual previene enfermedades más serias, los costos realmente aumentarán para el que lo paga, no para el gobierno, porque las enfermedades serán más serias, más graves, por tanto más caras, en un país donde la salud se mide en dinero.

Cuánto se paga de impuesto y quién paga más o menos es un problema de la más alta política, y de prioridad cotidiana para los estadounidenses. El aparato burocrático del gobierno federal y los estatales viven de esos impuestos, y el que paga más tiene menos dinero para ahorrar o para invertir si fuese suficiente, por ello las tasas de impuestos determinan también qué pueden hacer las personas con sus ingresos.

La reforma promete rebajar impuestos a los que crean trabajo, y mientras más trabajo creen menos pagarán al gobierno, esto es un eufemismo muy conveniente, es lo mismo que decir que los más ricos, los que más tienen pagarán menos, y a la vez el que menos ingreso tiene pagará más, sobretodo porque muchas de las ayudas subsidiadas del gobierno desaparecerán porque le recortan los impuestos a los ricos, y ese dinero ya no existirá más por tanto no hay de dónde sacar para subsidiar.

Todo esto significa que los ricos serán más ricos, y los pobres estarán más lejos de la posibilidad de dejar de serlo. Con esta propuesta diseñada en la Oficina de Trump, y versionada fielmente por los republicanos de ambas cámaras, desmonta así lo que queda del sistema de bienestar.

Y lo peor es que ya pasó en la Cámara de Representates, y queda el Senado, aunque no tiene el apoyo necesario. Mientras tanto, Trump sigue haciendo lo que mejor se le da, distraer la atención de lo que es verdaderamente importante.

Ayer en un acto de homenaje a indioamericanos veteranos de guerra, que participaron en la 2da Guerra Mundial, Trump dijo “Ustedes estaban aquí mucho antes que cualquiera de nosotros estuviera, aunque tenemos a una representante en el Congreso que ha estado aquí durante mucho tiempo, más que ustedes (…) la llaman Pocahontas”. Silencio sepulcral en la sala. Trump se refería a Elizabeth Warren, senadora por el estado de Massachussets, de tendencia muy progresista, que lleva muchos años en la política, y Trump mismo se burló de ella llamándola Pocahontas, haciendo referencia a la figura indioamericana, muy respetada entre esa comunidad, mientras el presidente usa su nombre peyorativamente, como una ofensa.

Elizabeth Warren ya respondió, que pena que ni en una circunstancia como esa pueda evitar un chiste racista, no me acallará, afirma esta veterana de la política, una de las mujeres más brillantes que trabajan en el Capitolio de Washington. Otra metedura de pata, de un hombre que no conoce la palabra respeto. Pero sí de distraer la atención cuando se acerca la posibilidad de un fracaso.

Compártelo...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cuatro =