Aumenta empleo femenino en Cuba

No fue hasta casi muy avanzados los años ochenta del pasado siglo, que las mujeres comenzaron a conquistar en los espigones al centro sur de la isla. Entonces, oficios vedados como tarjar, clasificar, jefa de barco y hasta de brigada de estibadores, comenzaron a ser oportunidades para ellas. Hoy, el puerto cienfueguero constituye uno de los de mayor empleo femenino en el país.

El incremento del número de mujeres portuarias en cargos de dirección dentro de las labores de cargas y descargas, ocupados tradicionalmente por los hombres, es un  proceso que se afianza desde el presente año en el puerto de Cienfuegos.

Joaquina Álvarez Molina, directora de la unidad empresarial de base Olimpia Medina, declaró a la Agencia Cubana de Noticias que allí cuentan con féminas en cargos determinantes para garantizar la manipulación de cargas con destino al cabotaje.

Indicó que ese trasiego se realiza desde Cienfuegos hacia puntos como Isla de la Juventud,  Cayo Largo  del Sur, y los puertos de Vita, en Holguín, y Niquero, en Granma. Las mercancías de mayor incidencias son el cemento pre-eslingado, pienso y azúcar ensacados, además de árido, caolín y estructuras metálicas.

En tal sentido las mujeres son más exigentes, las respetan mucho más, tanto que los portuarios van mejorando su expresión, el estilo del vestuario y el comportamiento aquel desenfadado que tenían cuando solo convivían con varones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *