Asiste Díaz-Canel en Santa Clara a debate popular sobre Proyecto de Constitución

La fuerte lluvia de la noche del miércoles 29 de agosto no impidió que los vecinos del CDR 1 de la Circunscripción 23 del Consejo Popular Escambray, situado en la calle Línea y Callejón del Gas, de la ciudad de Santa Clara, se reunieran de manera masiva para discutir el proyecto constitucional cubano, que contó con la presencia del presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, acompañado de las principales autoridades políticas y gubernamentales de la provincia de Villa Clara.

Díaz-Canel: el pueblo es el verdadero constituyentista

La presencia del compañero Díaz-Canel forma parte de una visita gubernamental a la provincia, y sirvió para ratificar el carácter genuinamente popular de la discusión del proyecto de Carta Magna, en la que el pueblo se convierte en verdadero constituyentista, y Cuba entera, en una Asamblea Constituyente, tal y como el presidente cubano lo calificara, apunta el periódico Vanguardia.

La vecina Elda García García al intervenir sobre el Título IV: Deberes, deberes y garantías, pidió considerar al trabajo como un deber y como una obligación, pues a su entender hoy constituye esa situación un problema social. «Hay deberes que debieran ser mejor puntualizados, pues no aparecen reflejados con la misma fuerza que los derechos».

Consulta popular del Proyecto de Constitución en un barrio de Santa Clara, con la presencia de Miguel Díaz-Canel Bermúdez.Enrique Águila Guerrero propuso suprimir limitación de mandatos para ejercer como presidente de la República y primer ministro. (Foto: Tomada del perfil de Facebook de Bolivia Tamara Cruz, periodista de Radio Progreso)

El pueblo propuso ampliar los mandatos de los dirigentes

Mientras Enrique Águila Guerrero solicitó no reducir los periodos de mandato del presidente a solo dos, ni a uno, el del primer ministro.

Relacionado con esta propuesta, Osiris Quintero Fernández consideró que los mandatos presidenciales debieran ser tres y dos los del primer ministro, pues lo considera el sentir de muchos ciudadanos: «Tenemos como cubanos la facultad extraordinaria de opinar. Nosotros también somos constituyentes. Nuestros criterios son escuchados».

No debiera haber límite de edad para ocupar los cargos principales

De nuevo la compañera Elda García solicitó la palabra para referirse a que no debiera haber límite de edad para ocupar los cargos principales ni tampoco límites de mandatos: «Hay inteligencia en la política de cuadros para poder decidir, sin necesidad de encasillar períodos de tiempo y edades».

El presidente de los Consejos de Estado y de Ministros agradeció la posibilidad de participar en los debates de esa circunscripción y reconoció la alta asistencia de los vecinos, que rebasó el 90 % de los posibles a pesar de la fuerte lluvia.

Un método de trabajo que promueve el mayor acercamiento

Explicó el objetivo de la visita gubernamental al territorio, como un método de trabajo que promueve el mayor acercamiento del gobierno central con la base, y que deberá sistematizarse, al menos, dos veces al año en cada provincia.

También destacó que de manera simultánea a esa asamblea, otras 14 se estaban celebrando en Santa Clara con la presencia del primer vicepresidente Salvador Valdés Mesa, la vicepresidenta Inés María Chapman,  y varios ministros, incluidos los de Educación, Salud, Industrias y Agricultura, al ser el proceso más importante que involucra a todo el pueblo.

Díaz- Canel, quien recibió innumerables muestras de  cariño del pueblo, afirmó que la consulta popular iniciada el día 13 de agosto ha demostrado la falsedad de dos patrañas y falacias de los enemigos de la Revolución, pues ni existe apatía y muchos menos se trata de una discusión formal de la Constitución.

Las discusiones han sido con una buena preparación para los debates

Al respecto señaló que las discusiones han sido apasionadas, con una buena preparación para los debates y con una asistencia masiva de la población: «La gente opina, da criterios, discute en el barrio, en la la familia, entre amigos».

El presidente cubano significó que la honestidad de la Revolución no hacía de esto una obra de teatro, ni empleaba a tanta gente en un proceso formal: «Estoy convencido, por la calidad de los debates, que la gente va a aportar mucho al texto de la Constitución. Será un texto más robusto el que llegue para su discusión a la Asamblea Nacional del Poder Popular».

«Siempre se aprende», dijo Díaz-Canel, quien durante el día había estado en discusiones similares en la Fábrica de Traviesas y en la Ciudad Escolar Ernesto Che Guevara, centro insigne de la educación villaclareña y cubana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *