Aniversario 60 de la caída en combate de Ciro Redondo

El 29 de noviembre de 1957 cayó en el combate de Malverde el asaltante al cuartel Moncada, expedicionario del Granma y Capitán del Ejército Rebelde,Ciro Redondo García. Aún No había cumplido los 26 años y para el Che era uno de los pilares fundamentales de la guerrilla revolucionaria.La columna número 8, que invadió el occidente del país, llevó su nombre como tributo póstumo.

  •  Trayectoria en el Ejército Rebelde
Aniversario 60 de la caída en combate de Ciro Redondo
Ciro Redondo

Como parte del núcleo originario del Ejército Rebelde, Ciro Redondo participó en gran parte de los combates librados por la guerrilla en 1957, el primer año de la Guerra de Liberación. Participó en el ataque al puesto militar de La Plata el 17 de enero,[7] el combate de Arroyo del Infierno el 22 de enero y el combate de Altos de Espinosa (9 de febrero).[8]
A mediados de marzo de 1957 la pequeña tropa rebelde recibió el primer gran refuerzo en hombres y armas enviado desde el llano por el jefe de Acción y Sabotaje del Movimiento 26 de Julio, Frank País García. Conformaban el mismo unos cincuenta hombres bajo el mando del capitán Jorge Sotús. Con esta tropa se reestructuró la Columna 1 José Martí y Ciro pasó a formar parte del Estado Mayor o Comandancia, bajo las órdenes directas de Fidel.[9]
Luego participaría en el ataque a Bueycito (31 de julio), el combate de El Hombrito (30 de agosto) y el primer combate de Pino del Agua (20 de septiembre).
El 29 de noviembre de 1957, en el combate de Mar Verde, mientras cargaba impetuosamente contra las tropas del asesino militar batistano Ángel Sánchez Mosquera, murió en combate.[3]
El día posterior a su caída, la Comandancia General de las Fuerzas Revolucionarias en la Sierra Maestra decretó su ascenso póstumo al grado de «comandante del Ejército Revolucionario».
El día 9 de diciembre de 1957 ―la fecha en que Ciro Redondo hubiera cumplido 26 años― llegó a los padres la carta donde se informaba su muerte.Hoy Cuba le rinde homenaje en el Mausoleo a los mártires de Artemisa.

Compártelo...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cuatro =