Ahed Tamimi respalda a la causa de Palestina y hace un llamado a buscar la unidad

RAMALA, julio 29.- Ahed Tamimi, la adolescente palestina que se convirtió en símbolo de la lucha contra la ocupación israelí, llamó este domingo a la unidad popular para apoyar a los prisioneros palestinos y subrayó que hay que vincular el movimiento cívico social y popular en pos de boicotear y aislar a Israel por sus crímenes de guerra.

La joven símbolo de la resistencia Palestina ofreció una rueda de prensa tras haber sido liberada en esta jornada luego de permanecer ocho meses en una prisión israelí. Voy a estudiar derecho para poder representar a la causa de Palestina ante todos los tribunales internacionales, expresó Tamimi respecto a sus planes de futuro.

Tamimi envió un saludo a todo el pueblo palestino que continúa luchando por su soberanía, haciendo especial referencia a quienes habitan la Franja de Gaza y fueron reprimidos en la Marcha del Retorno, indicó Telesur.

La menor de edad fue condenada por golpear a un soldado israelí que había disparado a su primo en su pueblo natal, Nabi Saleh, en la Cisjordania ocupada. Su madre también fue condenada y tuvo que pagar una multa de 1500 dólares tras un pacto entre la defensa y la fiscalía.

Tamimi no es la única menor de edad que ha sufrido la prisión por parte del régimen de Israel. Organizaciones no gubernamentales denuncian que más de 300 niños palestinos se encuentran detenidos en cárceles israelíes en territorios ocupados.

En un video grabado el pasado 15 de diciembre se ve a la adolescente abofeteando y propinando patadas a un soldado en su aldea, Nabi Saleh, en la ocupada Cisjordania. Las imágenes se volvieron virales tras ser transmitidas y debatidas en los principales medios de comunicación de la región y del mundo, comentó BBC News.

Días después de la grabación del video, la adolescente, entonces de 16 años, fue detenida en una operación nocturna filmada por las fuerzas israelíes. Su madre fue también arrestada cuando fue a la comisaría para preguntar por su hija.

Tamimi fue acusada de 12 cargos, entre ellos asalto, incitación a la violencia y lanzamiento de piedras. En marzo, aceptó declararse culpable de cuatro de los cargos, incluyendo incitación y asalto.

A su regreso a Nabi Saleh este domingo, una multitud de simpatizantes la esperaba. La resistencia continuará hasta que la ocupación termine, les dijo ella. Explicó que había atacado a los soldados porque los había visto dispararle a su primo de 15 años Mohammed en la cabeza con una bala de goma ese mismo día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *