Adicción a los videojuegos, ¿perjudicial para la salud?

La Organización Mundial de la Salud incluirá, por primera vez, la adicción a los videojuegos como enfermedad mental, pues aparecerá en su próxima edición de la Clasificación Internacional de Enfermedades, la cual no se actualiza desde principios de los 90. La posibilidad de que los videojuegos generen trastornos patológicos o adicción ha sido un asunto largamente discutido.

La adicción a los videojuegos puede afectar a los individuos a nivel biológico, personal y social, pues el adicto puede presentar daño neuronal, obesidad, depresión, bajo rendimiento académico y aislamiento, advirtió hoy un especialista.

Mario Salazar Valenzuela, docente de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), explicó que dedicar demasiadas horas a esta actividad, en la cual la mayoría de los juegos apuntan a la violencia y al poder, genera diversas consecuencias.

¿Qué trae como consecuencias la adicción a los videojuegos?

“En ocasiones, el individuo se va creando una idea fantasiosa sobre el dominio que puede ejercer sobre los demás, generando en ellos actitudes violentas, paranoides y de superioridad”, explicó el académico en un comunicado.

Los adictos al videojuego “se caracterizan por ser personas ansiosas, impulsivas, con poca tolerancia a la crítica e inseguros para entablar una relación social”, dijo.

Si bien los videojuegos causan un mayor daño a nivel neuroquímico en los infantes, en los adolescentes y adultos también existen afectaciones, ya que al convertirse en una actividad lúdica excesiva interfiere en la vida personal del individuo, apuntó.

“La adicción al videojuego cae en particular en una línea de la ludopatía que se llama tecnopatía, que es un vicio a los videojuegos y se encuentra en el trastorno de los impulsos donde la persona está inmersa en ese mundo y cae dentro de la red obsesiva compulsiva”, señaló.

El psicólogo comentó que el individuo adicto al videojuego ya sea en la computadora, Smartphone o consola no es capaz de controlar el tiempo que dedica al juego, perdiendo la noción de éste. “El que juega tiene ideas persistentes, no se le quita de su mente el querer seguir jugando”, indicó.

Adicción a los videojuegos. Foto: EFE/Archivo
Adicción a los videojuegos. Foto: EFE/Archivo

Salazar Valenzuela detalló que el uso desmesurado de los videojuegos crea una adicción, por lo que la Organización Mundial de Salud (OMS) lo ha incluido como una enfermedad mental.

“A nivel mundial, la adicción al videojuego se está proponiendo en una de las clasificaciones de salud mental como una alteración o enfermedad dentro de la categoría de trastorno por impulsos”, precisó el catedrático.

Indicó que existen estudios que señalan que una tercera parte del mundo hace uso de las tecnologías, en las que aparecen los videojuegos como una de las herramientas mayormente empleadas por largos periodos de tiempo.

Es por todo ello que el especialista recomendó establecer un horario y días para jugar, así como el plantearse un proyecto de vida, lo que ayuda en gran medida a equilibrar y no caer en la adicción. (Tomado de HoyLosAngeles)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *