“Acordamos hoy (miércoles), primero que todo, trabajar juntos hacia cero aranceles, cero barreras no arancelarias y cero subsidios a los bienes industriales no automotrices”, manifestó el presidente de Estados Unidos a periodistas en la Casa Blanca con Juncker a su lado.

“También trabajaremos para reducir las barreras y aumentar el comercio en servicios, productos químicos, productos farmacéuticos, productos médicos, así como la soja”, agregó.

 El mandatario explicó en la rueda de prensa conjunta que la Unión Europea comenzará a importar soja “especialmente del medio oeste” de EEUU, así como gas natural líquido, para “diversificar” sus fuentes energéticas, y reducirá algunos de los aranceles industriales.

Por su parte, el presidente de la CE, quien previo a la conferencia mantuvo un encuentro privado con Trump en el Despacho Oval de la Casa Blanca, también celebró el acuerdo: “Teníamos la intención de lograr un acuerdo, y logramos un acuerdo hoy”.

Asimismo, detalló que el pacto establece también resolver el tema de los impuestos por parte de EEUU al acero y aluminio europeos, que desataron la escalada comercial entre Bruselas y Washington, aunque no precisaron si quedan anulados de manera inmediata.

Trump había insistido en los últimos meses en la necesidad de que la UE acceda a facilitar el acceso de productos estadounidenses al mercado europeo y ha amenazado con aplicar aranceles de hasta un 20 % a las importaciones de automóviles europeos si no hay concesiones.