Menú

Pronunciamiento de Trump ante la Cumbre de la OTAN

Pronunciamiento de Trump ante la Cumbre de la OTAN

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de visita en Bruselas para participar en la cumbre de la OTAN, no ha llegado a Europa con un mensaje conciliador. En sus primeras palabras, el mandatario ha asegurado que “Alemania es una prisionera de Rusia” y se ha quejado de que, pese a que sus esfuerzos habían llevado a otros aliados a contribuir más con la alianza, seguían sin ser suficientes para compensar la carga de los contribuyentes estadounidenses.

“Alemania está totalmente controlada por Rusia”, declaró el mandatario al inicio de una reunión bilateral con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, previa a la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza .

Trump insistió en que considera “muy triste” que Alemania haga un acuerdo “masivo” de gas y petróleo con Rusia, mientras “se supone” que Estados Unidos debe proteger a sus aliados frente a Moscú.

”Alemania paga miles y miles de millones de dólares al año a Rusia”, criticó Trump, quien calificó la situación de “muy inadecuada” y dijo lamentar que el excanciller alemán Gerhard Schröder presida el gasoducto Nord Stream 2, a cargo de la gasista estatal rusa Gazprom.

“Alemania está totalmente controlada por Rusia, porque recibe entre el 60 y el 70 % de su energía de Rusia en el nuevo gasoducto”, dijo Trump, quien se preguntó “si es adecuado porque a mí me parece que no y creo que es una cosa muy mala para la OTAN, no creo que debiera pasar y creo que deberemos hablar sobre ello con Alemania”, afirmó. Trump criticó que Alemania destine algo más del 1 % del PIB al gasto militar, mientras que Estados Unidos aportó en 2017 el 3,57 %, según los datos de la Alianza.

“Durante el último año, otros países han aportado unos 40.000 millones de dólares adicionales para ayudar a la OTAN, pero no son suficientes”, dijo Trump a los periodistas antes de una cumbre de la OTAN. “Estados Unidos está gastando demasiado y otros países no están pagando lo suficiente, especialmente algunos”. “Esto lleva décadas sucediendo y es desproporcionado e injusto para los contribuyentes de Estados Unidos y vamos a hacerlo justo. Quiero felicitar al secretario general, ha trabajado mucho en este problema”, añadió.

Basándose en sus propios antecedentes, la canciller alemana, Angela Merkel, esquivó la confrontación y recalcó a la prensa a su llegada a la cumbre que su país es libre e independiente y decide sin injerencias externas su política. “Yo he vivido personalmente que una parte de Alemania fuera controlada por la Unión Soviética [la mandataria creció en la Alemania Oriental]. Y estoy muy agradecida de que ahora estemos unidos en libertad en la República Federal. Por eso podemos decir que hacemos nuestra propia política independiente y tomamos independientemente nuestras decisiones”, apostilló.

Además, afirmó que “nosotros también defendemos los intereses de Estados Unidos” y que Alemania cumple con este compromiso “gustosamente y con convencimiento”.

Tras reunirse con la canciller, el presidente estadounidense rebajó el tono y aseguró que mantiene “una muy buena relación” con Merkel, quien apuntó por su parte que Alemania y Estados Unidos son “buenos socios”.

Además, Merkel señaló que debatieron asuntos relacionados con la inmigración y el futuro de las relaciones comerciales, y recalcó que “somos buenos socios y queremos seguir cooperando en el futuro”.

La crítica de Trump fue una línea de ataque inusual para un presidente que parecía ansioso por mejorar las relaciones con Putin y desestimó en su momento la conclusión de la comunidad de inteligencia estadounidense de que Rusia intentó socavar la democracia occidental entrometiéndose en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016 para ayudar a Trump a ganar.

El mandatario republicano inicia una gira europea de casi una semana que le llevará también a Londres y a Helsinki, donde el próximo lunes se entrevistará precisamente y por primera vez de forma oficial con el presidente ruso, Vladímir Putin.

En su cumbre con Putin el lunes en Helsinki se espera que hablen sobre Siria, Ucrania, el control de armas y la presunta injerencia rusa en las elecciones estadounidenses de 2016, un tema sobre el que Trump se ha mostrado escéptico y que ha motivado en Estados Unidos una investigación federal sobre los lazos entre su entorno y Moscú.

Antes de su llegada a la capital belga, Trump expresó a través de su cuenta en la red social Twitter críticas tanto a sus socios en la Alianza Atlántica como a la Unión Europea (UE). El mandatario ha insistido en que todos los miembros de la OTAN deben cumplir su compromiso de 2014 de invertir al menos el 2 % de su producto interior bruto en gasto militar, a fin de que Estados Unidos reduzca su carga financiera en ese ámbito.

Desde Bruselas, Trump viajará el jueves al Reino Unido en la que será su primera visita a ese país. Allí tiene previsto reunirse con la primera ministra británica, Theresa May, y con la reina Isabel II antes de pasar el fin de semana en Escocia, según informó, La Vanguardia

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *